En este momento estás viendo El carisma y los negocios ¿Qué relación guardan?

El carisma y los negocios ¿Qué relación guardan?

¿Qué relación guardan el carisma y los negocios? Seguramente esta es una pregunta que nunca te has hecho. Sin embargo, es importante saber que estos conceptos guardan una estrecha relación y te lo voy a explicar.

La Real Academia Española define al carisma como la «especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar. Esto significa que si eres carismático tendrás muchas más probabilidades de vender tus productos o servicios o de conseguir los mejores socios para tu empresa.

El carisma y los negocios: nueve técnicas que te llevarán al éxito

Ya te hemos explicado la íntima relación entre el carisma y los negocios, pero ¿se puede desarrollar el carisma del que careces? La respuesta en, sin duda alguna, sí. Aunque esta es una característica innata en algunos individuos, se puede mejorar con algunas actitudes , o más bien técnicas que a continuación te voy a mencionar.

1)  Receptividad: siempre que hables con una persona, cliente o posible socio, préstale mucha atención a lo que hable. Míralo fijamente sin ningún tipo de distracciones.

2)  Confianza en sí mismo: es una cualidad de los carismáticos, pero jamás caigas en lo arrogante. Ser egocéntrico no es algo que agrade a las personas.

3)  Dale protagonismo al receptor: que sepa que es muy importante para ti.

4)  Habla poco: escucha con mucha atención a quien te está hablando y espera el momento preciso para dar tu opinión.

5)  Da sin recibir: ayuda sin pensar en que las demás personas no te ayudaron a ti cuando más lo necesitabas.

6)  Evita la expresión “tengo que”: porque da la impresión de que te molesta lo que haces.

7)  No hables mal de los demás: esto habla muy mal de una persona, pues denota envidia e inseguridad.

8)  Admite tus debilidades: esto te hará parecer más humano.

9)  No te compares con nadie: entiende que eres único e inigualable.

10)             Cuida tu imagen: esta es tu carta de presentación. así que procura andar siempre de punta en blanco.

Para tener carisma no hay que hacer grandes esfuerzos. Como te mencionamos anteriormente, solo es cuestión de cambiar actitudes, sobre todo aprender a ser empático para mejorar las relaciones interpersonales que son tan importante en la existencia de los seres humanos, ya que permiten establecer vínculos de cualquier tipo, sobre todo aquellos que dan buenos frutos. Cuando seas una persona carismática, muchos individuos querrán acercarse a ti para emprender buenos negocios.